martes, 10 de diciembre de 2013

Dos olas de Daniel Pelegrín

 SINOPSIS
Mientras la negra Inês do Carmo aprende los secretos de las curas y los hechizos, Adélia transita, tras un aborto, por una vida rota y difusa. Los tres siglos que las separan no son una barrera sino la energía de dos olas condenadas a cruzarse. Recuperar la historia del proceso por brujería de Inês do Carmo se convertirá en la ruta vital de Adélia para enfrentar los propios misterios de sus emociones. Dos olas narra la historia de dos mujeres solas, unidas por los hilos recónditos de la Historia, que enfrentan la vida sin más armas que ellas mismas. El autor ha escrito una novela con la poesía de los filos de navaja, de estructura arriesgada y efectiva, que consigue introducirnos en un Tsunami de sentimientos. Una obra original, madura y consistente, armada sobre una colección de misterios que comienzan en el propio título, y terminan incluyendo los propios del lector.




Creo que una editorial tiene que tener un catálogo donde las novelas tengas un perfume peculiar, como mínimo por colecciones, y en el caso de Tropo Editores es así.
Ya son unas cuantas las novelas que he leído de la editorial y me parece que en todas ellas se destila diversos aromas: dulzura, reflexión, tempo controlado, zen,…
Me gustan, las novelas de Tropo Editores me gustan, y supongo que su editor Óscar Sipán tiene mucho que ver, pues tiene muy buen gusto a la hora de escoger esas 8-9 novelas que publicar al año y con las que mantener a flote una pequeña editorial.

Recuerdo que me dijo Óscar cuando estuvimos hablando en la feria de las pequeñas editoriales de Besalú hace unas semanas: «tenemos muchas esperanzas puestas en la novela de Daniel. Ha sido una suerte toparse con ella. Creo que te gustará.»
Una vez leída tengo que decir que no se equivocaba de nuevo, y eso que Dos olas de Daniel Pelegrín se aleja mucho de aquello que estoy acostumbrado a leer, pero está claro que los lectores siempre agradecerán la buena literatura y Daniel la tiene.

Comenté en twitter que tenía ganas de desconectar de mis géneros, que tenía ganas de leer algo diferente, algo que se saliera de lo normal (o lo que yo considero normal) y de ahí que eligiera leer Dos olas, sabiendo que era una lectura que debía degustar, poco a poco, con calma, sin esperar grandes cambios en su ritmo.

«no te hablaré de las olas que rompían dentro de mi cabeza, olas que apenas lograban alcanzar la playa. Imaginaba su fuerza rota y me decía que yo no podía ser como ellas. Porque no me resigno a ser como esas olas que rompen antes de su tiempo […] sin lucha, sin ansia de reflujo, ola desolada: yo soy ola sola.»

No sé si es correcto decir que Dos olas es una novela preciosista en su prosa, bella en su verbo, tranquila en su ritmo, exquisita en sus imágenes, perfumada en su localización.
Me quiero imaginar a Daniel frotándose las manos cuando se topo con las historia de Inês do Carmo. Son de esas con las que todo escritor se quiere topar. Se nota a una legua que Daniel ha estado muchas horas revisando documentación para crear la mejor imagen posible de la historia y luego le ha dado su entidad al dotarla de una parte contemporánea que veremos como se va acercando poco a poco a la historia del pasado.

«Leer los documentos inquisitoriales supone, entre otras cosas, constatar cómo el discurso del poder moldea la realidad, cómo se construye la supuesta verdad de los testimonios a través del miedo y la amenaza.»

Las fantasmas de las dos historias se irán mezclando para crear un poético cuadro donde los sentimientos jugarán un papel crucial, aunque también la lucha por salir a flote y no dejarse pisar por ser mujer.

Estoy de acuerdo con los que comentan que Dos olas es una novela para leer en voz alta, para ser recitada, para ser escuchada con fados de fondo.
Publicar un comentario